Voluntariado

Testimonios

La vocación de La Fundación Profesor Uría es la de promover el voluntariado social dentro de Uría Menéndez y, así, llevar a cabo labores solidarias en beneficio de los más desfavorecidos.

A continuación os dejamos algunos de los testimonios de nuestros voluntarios y beneficiarios:

 

Alvaro
Beneficiario del programa "Derecho a tu Lado"
Ya estamos acostumbrados a salir con los chicos de Uría una vez al mes. Dicen que uno, a lo bueno, se acostumbra rápido y eso es sin duda lo que ha pasado ¡y por ambas partes, creo y espero! Parques, cines y algún museo o exposición, aunque las salidas están muy bien, no es solo a eso a lo que nos hemos acostumbrado, nos hemos acostumbrado a los chicos de Uría.
Enrique Arnaldos
Voluntario de Escuela Solidaria de Derecho y de PARME
Tanto Escuela Solidaria como los Programas de Reinserción de Menores permiten disfrutar lo fascinante de despertar un interés por el Derecho en algún alumno de primaria –que quizá llegue a convertirse en un genial abogado– o de promover la reconciliación de otro ser humano con la sociedad de la que es parte. Como colofón, aunque los programas de la Fundación estén, por naturaleza, centrados en el contenido de la contribución que el voluntario realiza, lo cierto es que no hay ninguno del que se salga sin haber aprendido, sin haber reflexionado sobre lo esencial, o sin que se haya oxigenado en uno la voluntad de seguir mejorando.
Renata Madariaga
Coordinadora de Aula Jurídica en Soto del Real
Formar parte del programa de Aula Jurídica Profesor Uría me ha abierto una puerta a un mundo que, aunque naturalmente relacionado con nuestra profesión, bien podría pasar desapercibido. Como coordinadora, no solo tengo acceso a historias de mundos diferentes, desafortunadas pero también llenas de esperanza; si no que disfruto de la solidaridad de los abogados colaboradores y aprendo en cada una de sus ponencias. Los conocimientos y el ratito de distracción que podemos aportar a los internos no son comparables con el ineludible cambio de perspectiva que produce el simple hecho de cruzar la entrada del centro penitenciario de Soto del Real.
Ignacio Blazquez Salso
Voluntario de Escuela Solidaria de Derecho y de los módulos jurídicos impartidos a los alumnos de Norte Joven
Durante este tiempo colaborar con la Fundación y, en especial, con el programa de módulos de formación jurídica básica impartido en colaboración con la Asociación Cultural Norte Joven me ha enseñado a reflexionar sobre aquellos problemas e inquietudes que afectan a quienes dejan la adolescencia y se adentran en el mundo de los adultos. Gracias a este módulo pretendemos que los alumnos posean unos conocimientos básicos de derecho y economía que puedan servirles como herramienta a la hora de ejercer su profesión y en sus actividades cotidianas. La situación más gratificante surge cuando los mismos alumnos te informan que intentaron ser “timados” a la hora de firmar un contrato pero que, gracias a nuestras enseñanzas, pudieron cambiar las reglas de juego y protegerse.
Beatriz Bausá
Voluntaria del Programa de Apoyo Escolar
Hace ya 4 años que colaboro con el programa de apoyo escolar en colaboración con la Fundación Alicia Koplowitz, y no tengo más que palabras de agradecimiento por dejarme formar parte de este proyecto. No solo me ha abierto los ojos a una realidad que desconocía totalmente, sino que me ha brindado la oportunidad de ayudar a gente que devuelve el doble de lo que les das. ¡Todo un lujo!
Mar López Pascual
Coordinadora del Programa "Derecho a tu Lado"
Como coordinadora del Programa con la Fundación Lescer, he tenido la suerte de ver y conocer cómo trabajan verdaderos campeones: unos son los que luchan por salir adelante a pesar de todas las limitaciones que ha puesto en su vida un accidente cerebrovascular (increíble lo que nos enseñan y de lo que son capaces), otros son los que dan todo su apoyo, dedicación y conocimiento por los primeros para hacerles un poco más fácil su día a día. Todo esto te hace valorar lo que de verdad importa. Me siento muy afortunada por poder compartir un poco de mi tiempo con ellos.
Arancha
Beneficiaria del Programa "Derecho a tu Lado"
Todos los fines de semana intento hacer alguna actividad y una vez al mes hago una salida con la Fundación Lescer a la que también vienen voluntarios de la Fundación Profesor Uría. Hacemos muchas cosas diferentes, como por ejemplo ir al cine, ver monólogos, ir a exposiciones, deportes... Estas salidas están muy bien porque nos dan la oportunidad de hacer algo diferente con gente distinta. Está todo muy organizado y todo lo que hacemos es perfectamente accesible gracias al trabajo de estas fundaciones. Cada mes espero con ilusión la siguiente salida y agradezco, tanto a la Fundación Lescer como a la Fundación Profesor Uría, que nos posibiliten poder participar en estas actividades de ocio y tiempo libre.
Begoña Jiménez Moreno
Voluntaria del programa Escuela Solidaria de Derecho
Siempre he deseado cooperar en propósitos semejantes a los que emprende la Fundación Profesor Uría, y tenerla tan cerca de mí lo ha permitido.

A través de la Escuela Solidaria de Derecho, un proyecto lleno de retos, puedo aportar un poco de mi tiempo a un fin que, además, me interesa mucho. Creo que la educación es la base de la sociedad en la forma más absoluta, y la fórmula de Escuela Solidaria es la apropiada, ya que su Programa permite aunar el conocimiento y la experiencia que aportan los voluntarios a los alumnos, y la enseñanza de materias menos conocidas por ellos de una manera amena y comprobadamente efectiva.

Por otro lado, el trato con los voluntarios es una parte muy especial para mí: a veces parece más un intercambio de entusiasmo que una simple colaboración, ya que todos participamos del deseo de ayudar y transmitir lo que sabes. ¡Pocas cosas hay tan gratificantes como eso!
Mercedes Arroyo
Entidad beneficiaria del programa Comedores Escolares
En nombre del Consejo Escolar, de la Asociación de Padres y las familias de los niños, el equipo directivo del colegio agradecemos enormemente el gesto tan solidario y generoso de la Fundación Profesor Uría, de sus trabajadores y voluntarios, que con su aportación han contribuido a mejorar el día a día de algunos de nuestros niños, así como a la tranquilidad de las familias por saber que sus hijos han sido atendidos debidamente y en sus necesidades básicas, al proporcionarles al menos una comida equilibrada y completa al día.
Yolanda Navarro
Voluntaria del proyecto Aventura 2000
Ayer fue mi última sesión del taller de balonmano para Aventura 2000. Fue un final precioso. Todavía no sé quién hace el favor a quién porque, aunque vaya de voluntaria, el cariño que he recibido ha sido infinitamente mayor que lo que yo les haya podido aportar a ellos.

También están los monitores, grandes personas con una paciencia infinita y muchas ganas de alegrar a estos niños. Con ellos también lo he pasado bien y me llevo un buen recuerdo.

No tengo palabras para agradecer a la Fundación Profesor Uría y a la Asociación Aventura 2000 por darme la oportunidad de pasar unos días con estos chicos.
María Galcerán
Voluntaria del programa "Dream Big"
Cada vez que finaliza alguno de los proyectos en los que he podido participar gracias a la Fundación Profesor Uría, me pregunto quién ha ayudado a quién y pienso en lo que yo he podido aportar. Y me conformo con que sea la mitad de lo que ellos me han aportado a mí. Es más feliz el que da que el que recibe.
Arantxa Martínez
Entidad beneficiaria del taller Cuestiones Básicas de Derecho Laboral
Agradecemos vuestro tiempo y dedicación al servicio de personas que nunca tendrían acceso a esta formación si no contáramos con voluntarios como vosotros. Sabemos que realizáis un gran esfuerzo por venir y que no es fácil, por eso tiene aun más valor vuestra aportación voluntaria.
Raquel Cabrera-Nyst y Daniel García Juárez
Voluntarios en el programa CCSE
Nuestra experiencia como voluntarios en el programa de ayuda a inmigrantes para el examen CCSE (Prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España) ha sido muy gratificante. Los inmigrantes comparten un mismo objetivo: obtener la nacionalidad española y para conseguirlo deben superar un examen de 25 preguntas. Nuestra tarea consiste en ayudarles a conocer nuestra historia y cultura, así como la forma en que se organiza el Estado. Aunque la materia es de nivel básico, no es sencillo explicar conceptos como “monarquía parlamentaria” o “soberanía popular” a personas que se manejan con dificultad en nuestro idioma y que, en ocasiones, ni siquiera están familiarizados con los principios democráticos. Con iniciativas como esta, la Fundación busca combatir la situación de desamparo en la que se encuentra el inmigrante. Gracias por permitirnos formar parte.